Tortilla de judías verdes

26/03/2010

Ingredientes:

  • 200 gramos de judías verdes
  • 1 cebolla picada
  • 2 claras de huevo
  • Queso rallado
  • Agua
  • Sal
  • Aceite

Debemos cocer antes de nada las judías verdes en agua, lo justo hasta que estén tiernas. Después de cocinarlas, las dejamos enfriar y las escurrimos. En un bol echamos las claras de huevos, las batimos y vamos agregando la cebolla picada.

Después de mezclar todo muy bien, ponemos aceite en la sartén, encendemos el fuego y esperamos a que se caliente. Luego echamos la mezcla y esperamos a que se cuaje la clara. Le damos la vuelta y apartamos cuando veamos que la tortilla de judías verdes esté lista. Servimos la tortilla.

Fuente: Cocina tipo

Puede comprar judías ecológicas online pinchando aquí

Judías verdes con pimientos asados

26/03/2010

Ingredientes:

  • 1 kgr. pimientos rojos de asar
  • 1 bote de judías al natural
  • 1 cebolla
  • 100 gr. jamón serrano, en dados
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • pimienta
  • agua o caldo de pollo
  • aceite de oliva

Primero hay que asar los pimientos. Para ello los ponemos en una fuente de horno, los rociamos con un hilo de aceite y un poco de sal gorda. Asamos a 220º unos 30-40 minutos, dando la vuelta a mitad de cocción. Saca y deja enfriar.

Cuece las judías al vapor o en agua abundante, pero no demasiado, que queden al dente. Yo prefiero al vapor, ya que conservan mejor sus jugos.

Saltea en una sartén profunda o cazuela de barro la cebolla picada muy fina con el jamón en dados. A los 10 minutos, añade los pimientos pelados y cortados en tiras, con sus jugos de cocción, y las judías cocidas. Remueve unos minutos y cubre con un poco de caldo o agua, lo justo para que cubra las judías.

Añade el pimentón y una pizca de pimienta molida. Deja cocer a fuego lento hasta que todo quede muy tierno, unos 8-10 minutos.

Fuente: Directo al Paladar

Puede comprar judías ecológicas online pinchando aquí

Judías

26/03/2010

Originaria de América del Sur, la judía verde es una de las hortalizas más populares en la cocina. Aportan unas 370 kilocalorías por kilogramo y proporcionan una importante cantidad de vitaminas del grupo A y C, además de algunas vitaminas del grupo B como el ácido fólico.

Casi el 90% de la composición de las judías es agua, de ahí su escaso valor energético, de unas 31 calorías por 100 gramos. Contienen un 2,4% de proteínas, un 6% de hidratos de carbono, un 0,25% de grasa, un 4,5% de fibra bruta y un 0,7% de minerales, como el potasio, el calcio, el magnesio y el yodo.

Hace aproximadamente veinte años, cuando las frutas y hortalizas no se consumían fuera de su propia estación, las judías verdes eran una de las mejors verduras del verano. En la actualidad, a nivel europeo se han convertido en uno de los principales frutos de contraestación.

Contiene casi 3 g. de fibra, por lo que son muy buenas para evitar el estreñimiento y para atajar el colesterol. Las judías verdes también contienen algunas sustancias antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres que se acentúan por el estrés, la contaminación, el tabaco, etc. Una dieta pobre en verduras puede provocar un exceso de radicales libres.

Son muchas las enfermedades que podemos prevenir gracias a un consumo diario de verduras desde la infancia.

Puede comprar judías ecológicas online pinchando aquí

Milhojas de patata y remolacha

10/02/2010

Ingredientes:

  • 2 patatas
  • 175 gramos de atún en aceite
  • 4 Rodajas de remolacha cocida
  • 2 cucharadas de mayonesa
  • 1 achicoria roja
  • 1 pizca de sal
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra

Hervir la patata entra y con piel. Dejar enfriar. Pelar y cortar en rodajas gruesas.

Colocar en el plato una rodaja de patata y poner encima una remolacha y encima migas de atún.

Repetir la operación y terminar con una rodaja de patata, cubrir ésta con mayonesa y poner encima una miga de atún y unas tiras de remolacha.

Acompañar la ensalada con hojas de achicoria roja adobadas con sal y aceite.

Puede comprar remolacha ecológica online pinchando aquí

Crema de remolacha

10/02/2010

Ingredientes:

  • 1 Bote de remolacha de 500 g
  • Sal y pimienta y una cucharadita de eneldo
  • 150 g de col
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 1 patata
  • 1 rama de apio
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 tomate maduro
  • 2 yogures desnatados

Lava bien las verduras y pélalas. Pica la remolacha, la col, las zanahorias, el puerro y el apio y corta la patata en ‘taquitos’.

Rehoga los ingredientes en una cacerola con el aceite a fuego suave durante 10 minutos. A continuación añade 6 vasos de agua, el tomate pelado y picado y un poco de sal. Deja cocer la mezcla con la tapadera durante 1 hora (en olla exprés 10 minutos).

Aparte, bate el yogur con una cucharadita de eneldo molido. Pasa la sopa por la batidora. Sirve caliente añadiendo el yogur en el centro y adornando con eneldo.

Fuente: Sportlife

Puede comprar remolacha ecológica online pinchando aquí

Remolacha

10/02/2010

La remolacha fue considerada desde tiempo antiguo como una planta alimenticia, fue en 1747 que un farmacéutico berlinés llamado Marggraf descubre que contiene sacarosa, la misma sustancia que la caña de azúcar.

En principio las antiguas civilizaciones sólo consumían las hojas de la remolacha. La raíz de la planta se utilizaba como medicamento para combatir los dolores de muelas y de cabeza.

Este alimento constituye un muy buen mineralizante del organismo. Es rico en hierro lo que la hace muy interesante para su consumo en las mujeres, quienes necesitan fundamentalmente este elemento durante el embarazo y durante la menstruación, dos momentos en que se precisa más aporte de este mineral.

La ingestión de este mineral, que resulta esencial en la producción de hemoglobina, se hace también necesaria en otros momentos como la presencia de anemias, leucemia o transfusiones muy habituales.

Es, además, un vegetal con propiedades rejuvenecedoras, cuyo consumo puede mantener la juventud durante más tiempo. Esta propiedad viene aportada por la presencia del ácido fólico, del cual esta planta es una de las que posee en más cantidad.

Hay que destacar su riqueza en fibras muy útil para vaciar el intestino y prevenir el estreñimiento. Por su riqueza en hidratos de carbono es un alimento muy enérgico, aunque fácilmente asimilable.

Debería consumirse en combinación con otras verduras y no con otros alimentos muy calóricos o ricos en hidratos para evitar una excesiva acumulación de los mismos. Siempre que sea posible debería comerse en ensaladas en combinación con otras verduras u hortalizas.

Puede comprar remolacha ecológica online pinchando aquí

Garbanzos con acelgas

21/01/2010

Ingredientes:

  • 1 bote de garbanzos precocidos 
  • 1 bote de acelgas cocidas
  • 500 g de tomates maduros
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cuchara pequeña de pimentón dulce
  • 3 cucharadas de aceite de oliva

Poner a cocer los garbanzos y las acelgas mezclados en agua hirviendo con un poco de sal durante 10 minutos. Mientras, preparar un sofrito con el aceite, los dientes de ajo ya pelados y el tomate cortado en trozos pequeños. Cuando esté el tomate blando, añadir el pimentón y sofreírlo unos minutos más.

Retirar parte del caldo de cocción de los garbanzos y las acelgas, y añadir el sofrito a la cazuela. Se rectifica de sal y se deja cocer otros 15 minutos. Se sirve caliente, tras dejar reposar un cuarto de hora.

Fuente: Adelgazar.net

Puede comprar acelgas ecológicas online pinchando aquí

Acelgas maníaco depresivas

21/01/2010

Ingredientes:

  • 1 bote de acelgas
  • 1 bote de patatas cocidas
  • 1 lata de lomos de sardinas
  • 2 dientes de ajo
  • aceite de oliva
  • vinagre de módena
  • sal

Para que las acelgas estén ricas (dentro de sus modestas e hipocalóricas posibilidades) va a ser importante el tratamiento previo.

En una cazuela con agua (no mucha) y un poco de sal ponemos cuatro o cinco patatas de bote a hervir durante un par de minutos y casi al final añadimos el contenido del bote de acelgas. Las acelgas poco tiempo, un hervor bastará. Escurrimos todo bien y reservamos.

En una sartén amplia ponemos un poco de aceite. Cuando esté caliente, añadimos los dos dientes de ajo picado. Cuando veamos que empiezan a dorarse, añadimos las patatas y las acelgas que teníamos reservadas y las salteamos con el ajo, añadiendo un poco de sal. Las ponemos en un plato regadas con un hilillo de aceite rico y le ponemos por encima un par de lomos de sardinas (que están estupendos, por cierto) que podemos haber hecho un segundo a la plancha vuelta y vuelta con un pelín de sal gruesa.

Unas gotas de vinagre de Módena acabarán de redondear la faena y le darán un toquecillo de lo más apetecible. Oye, luego te lo comes y la depresión no era para tanto.

Fuente: Cocina para impostores

Puede comprar acelgas ecológicas online pinchando aquí

Acelgas

21/01/2010

La acelga ha sido un alimento básico en la nutrición humana. Se tienen referencias escritas de que ya era conocida por los griegos cinco siglos antes del inicio de nuestra era.

Es un producto de consumo popular, de módico precio y muy interesante por su versatilidad en la cocina: en ensalada, en sopa, rehogada con ajos, con bechamel, rebozada, rellena, como guarnición de carnes o pescados, de postre…

Nutricionalmente destacan, además de por su bajísimo valor calórico (sólo 20 kilocalorías por cada 100 gramos), por las apreciadas cantidades de vitamina C, betacaroteno, provitamina A (el organismo la transforma en vitamina A a medida que la necesita), ácido fólico y potasio.

Es una planta laxante y digestiva. El contenido en grasas es prácticamente inexistente y carecen de colesterol.

Constituye un alimento rico en vitaminas, sales minerales y fibra. Tras la espinaca, es la verdura más rica en calcio, además de cantidades nada despreciables de magnesio.

La acelga cruda contiene mucha más vitamina C que la cocida, por lo que en ensalada constituye una buena fuente de esta vitamina. Las hojas verdes más externas son más vitaminadas (hasta 50 veces más en el caso de los betacarotenos).

Tienen muchísimas posibilidades gastronómicas y cada plato que se prueba es aún más sabroso que el anterior.

Puede comprar acelgas ecológicas online pinchando aquí

Atún con Tomate y amor

22/12/2009

Ingredientes:

  • Atún rojo
  • Sal
  • Azúcar
  • Tomate natural triturado
  • Cebolla
  • Pimiento rojo
  • Ajos
  • Aceite de oliva

En una cazuela de barro se fríe a fuego muy lento el atún previamente partido en trocitos grandes.

En el momento que cambie de color, se le da la vuelta, manteniendo el interior casi crudo y el exterior muy tierno. Se saca el atún y se aparta.

En ese aceite, a fuego muy muy lento, se dora la cebolla (troceada en gajos) con el pimiento rojo y los ajos hasta que quede caramelizada.

Luego se añade el tomate natural triturado y se va friendo todo muy lentamente (aprox. 30 minutos), añadiendo sal al gusto y rectificando la acidez con un poquito de azúcar.

Cuando la salsa espese y cambie a un color más claro, incorporar el atún y mantener 5-10 minutos más en cocción. El secreto de este plato tradicional es guisarlo con amor, es decir, a fuego muy muy lento.

Fuente: Recetas gratis

Puede comprar tomate triturado ecológico online pinchando aquí